ECONOMIA

Constructores, en estado de emergencia por «asfixia económica»

En un comunicado aseguraron que el sector tiene deudas desde el año pasado y las medida preventivas contra el coronavirus pueden agravar su situación.

Constructores, en estado de emergencia por "asfixia económica"

La Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco) expresó su preocupación y se declaró en emergencia por la «asfixia económica» que vive desde el año pasado. Los afiliados aseguraron que las medidas de prevención para evitar el brote del coronavirus en Bolivia afectarán de forma directa a su trabajo, además de que también reclamaron  no estar presentes en la reunión entre el Gobierno y los empresarios.

“Señores del Gobierno Nacional, se han emitido normas de emergencia nacional por una pandemia, ¿pero cuándo se tomará en cuenta las solicitudes del sector que está siendo actualmente acosado por cobranzas? Entendemos la labor tan importante que llevan actualmente para combatir el virus, pero debemos reiterarles que es imposible poder honrar ciertos compromisos”, dice el comunicado del sector.

Para explicar su situación sostienen que, «primero, las empresas están impagas por más de siete meses; segundo, no es posible salir a las oficinas y comprometer la salud de los ciudadanos y, tercero, porque hay una disposición nacional que especifica claramente que la cuarentena es para todos exceptuando ciertas áreas donde no está la construcción».

Respecto a sus peticiones, el comunicado especifica que en el foro de la construcción del pasado 10 de marzo, se quedó en que Impuestos abrogará la resolución 18100000036 de diciembre de 2018, compromiso que no se cumplió, según los constructores.

Los representantes del sector pidieron que se tome en cuenta «el tratamiento para las obras en ejecución que tienen trabajadores que salen por turnos o fines de semana, se debe considerar también que el sistema financiero establezca un interés social para todo tipo de préstamo y financiamiento para personas naturales y jurídicas, que debería ser fijo del 5%, pero sin embargo estamos siendo acosados por cobranza».

Fuente: Pagina Siete.

Deja un comentario