NACIONAL

CONSTRUCTORAS CONDICIONAN EN RETORNO AL PAGO DE DEUDAS CON SU SECTOR

El presidente de los constructores de Cochabamba, Antonio Siles, cree que en dos semanas podría reactivarse el sector, pero que ello dependerá del avance del pago de planillas que el Gobierno, gobernaciones y alcaldías les deben. La industria vuelve progresivamente.

Constructoras condicionan en retorno al pago de deudas con su ...


Pese a buenas intenciones, las empresas constructoras de Cochabamba se vieron impedidas de reactivar las obras en esta semana. El presidente de la Cámara Departamental de la Construcción, Antonio Siles, informó que de momento aplican mecanismos de seguridad, pero que volver a reactivar las construcciones dependerá del pago de la deuda que tienen con el sector los gobiernos central, departamental y municipales.

Según el artículo 5 del Decreto Supremo 4229, de aplicación de la cuarentena dinámica en Cochabamba y en el país debieron reanudar paulatinamente, desde el 11 de mayo, seis actividades: agropecuario, construcción, industrias, manufacturas, servicios no profesionales, servicios de comida a domicilio y trabajadores del  hogar, cumpliendo los horarios de restricción.

Los constructores aún no vuelven y los industriales lo hacen lentamente.

CONSTRUCTORES Entre los seis sectores habilitados en la flexibilización de la cuarentena está la construcción. El representante del sector, Antonio Siles, explicó que en el transcurso de la semana recibieron el 40% de las solicitudes de circulación y que solo se han reactivado las actividades de preparación de los mecanismos de bioseguridad de oficinas y áreas de trabajo. “Las obras efectivas yo creo que en una o dos semanas (se concretarán), dependiendo de cómo avanza la gestión de pago de planillas por parte del Gobierno, de otro modo no hay forma”.

Afirmó que una reactivación real requiere recursos para poder encarar las obras, de otra manera las empresas seguirán endeudándose. “El Gobierno no da señales de querer solucionar las deudas con las empresas constructoras. Cuando hablo de gobierno me refiero también a los subnacionales, como gobernaciones, alcaldías departamentales y provinciales”.

La Cámara Boliviana de la Construcción, Caboco, calculó en 1.200 millones de bolivianos que deuda con las constructoras y que en Cochabamba la cifra fácilmente alcanza los 500 millones.

El representante de los constructores indicó que la deuda se arrastra, en la mayoría de los casos, desde septiembre de 2019, pero que hay moras de más de un año.

Identificó a la Unidad de Proyectos Especiales, UPRE, del programa “Bolivia Cambia, Evo Cumple”, dependiente del Ministerio de la Presidencia, como uno de los mayores deudores que las empresas que ejecutan obras.  

INDUSTRIALES En tanto, el responsable de Relaciones Públicas de la Cámara Departamental de Industria de Cochabamba, Leonardo Gómez, informó que en los últimos días fueron recibiendo permisos de circulación solicitados al Viceministerio de Seguridad Ciudadana.

El martes 12 de mayo, la Cámara Nacional de Industrias (CNI) reveló que el 80% de las empresas del rubro seguían paralizadas en el país, pese a que el Decreto Supremo 4229 establece que desde el 11, podían volver a operar. Relacionó el motivo para el retraso a la falta en la entrega de permisos de circulación vehicular.

En el país, la CNI pidió 3.500 solicitudes de autorización para movilizarse, de las que 1.070 correspondían a afiliadas a la Cámara Departamental de Industrias, de Cochabamba.

Gómez dijo que el retorno de las industrias es progresivo y aplicando todas las medidas de seguridad.

CADEXCO Por su lado, el presidente del directorio de la Cámara de Exportadores de Cochabamba, Gunther Haas, se refirió a la necesidad imperiosa del sector de acceder a mecanismos de lanzamiento (retorno) efectivos por parte de las entidades del Estado. “Requerimos un plan de relanzamiento y fortalecimiento de las exportaciones”.

En un comunicado de prensa, la Cadexco hizo conocer su preocupación sobre la situación actual de la competitividad del sector y la “vulneración de la normativa de la cuarentena que pone en peligro la vida y el lanzamiento de la actividad comercial en Cochabamba”.

Por otro lado expreso: “Estamos enmarcados en la línea expuesta por el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Luis Barberí, y relativa a la ampliación de plazos de los créditos bancarios y las obligaciones con impuestos Nacionales”.

“Es un momento en el que se debe entender que los ingresos y las operaciones tuvieron restricciones y esperamos mínimamente que se pueda considerar esta situación a fin de que podamos estar vigentes en el mercado e intentar mantener los mercados que contamos”.

Sugirió trabajar “en un plan de salvataje del sector”.

“Esperamos que podamos encontrar los espacios de coordinación entre el sector nuestro y el sector publico donde podamos diagramar acciones innovadoras hacia la mejora de la competitividad del sector”.

Finalmente expresó: “Estamos conscientes que la vida es el máximo valor a preservar en este momento, pero también requerimos encontrar espacios y generar oportunidades para el trabajo de todos los Bolivianos, las exportaciones deben estar priorizadas en este sentido”.

FUENTE: OPINIÓN

https://www.opinion.com.bo/articulo/cochabamba/constructoras-condicionan-retorno-pago-deudas-sector/20200515232919767910.html

Deja un comentario