NACIONAL

CONSTRUCTORES SE DECLARAN EN EMERGENCIA

Agravados, además de la crisis sanitaria, por la difícil situación financiera, la construcción del país se declara en estado de emergencia. “Este sector se encuentra paralizada, junto con sus 470 mil trabajadores, mismo que corren el riesgo de perder su fuente de vida”, así relata Franklin Pérez Argandoña, Presidente Nacional de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco), a través de un documento hecho público, en el que remarque que ellos se ven obligados incluso a cerrar sus impresas.

A tiempo, de manifestar que celebra las medidas sanitarias adoptadas por el gobierno de Jeanine Añez, en la misma medida, piden a su administración atender las urgencias del sector que ya pasa 35 días de inactividad, situación que se ha vuelto insostenible. 

“(Estamos) en la situación de optar por despidos de personal a gran escala, cierre de sus empresas y por ende la falta de cancelación a todo el sector económico que depende de nuestro rubro, sumando la no cancelación de varias obligaciones tributarias, bancarias, laborales y municipales que nuestras empresas tienen comprometido”, señala el documento hecho público. 

Alertas y pedidos. Caboco, recuerda a las autoridades de gobierno, que en más de una ocasión, en esta coyuntura de crisis sanitaria,  informó la situación económica e inestabilidad del sector en reiteradas ocasiones, en diferentes reuniones, foros, notas, declaraciones de prensa;  aspecto que menciona: “lamentamos que no hayan sido atendidos y menos se haya recibido una respuesta” 

“El estrechamiento del sector de la construcción, es más que evidente en la presente gestión 2020; la construcción ya sufría una desaceleración económica donde debemos recordar que nuestro sector ha sido uno de los motores de la economía nacional, haciendo una retrospectiva al 2009, vemos que el aporte en el PIB era del 10.8%, uno de los sectores más fuertes en la economía boliviana, actualmente la construcción está en descenso, en la gestión 2019 nuestro sector cerró con el 1.91%”, enfatiza. 

Posibles salidas. Al verse en ‘estado de emergencia’, los constructores, piden al gobierno de Añez, se convoque de la manera más urgente a una reunión con el sector, con la finalidad de establecer las estrategias necesarias para la reactivación de este importante rubro. “Caso contrario la inestabilidad e inseguridad jurídica que tienen las empresas provocará sin duda un panorama aún más catastrófico para la economía del país”, advierte Pérez.

FUENTE: EL DÍA DIGITAL / ISMAEL LUNA ACEVEDO

http://m.eldia.com.bo/articulo.php?id=148&id_articulo=303076

Deja un comentario