ECONOMIA

LA CARRETERA MÁS CARA DEL PAÍS

Publicado el

El Gobierno pagó 1.5 millones por kilómetro, según un documento publicado por Gorka Ramos del portal idealistanews. El costo por kilómetro en Alemania, es 116.000 dólares Ministro de Obras Públicas atribuyó alto costo a las condiciones geológicas.

DOBLE VÍA FUE INAUGURADA EN FEBRERO DE 2015.

La carretera doble vía La Paz – Oruro, de 203 kilómetros de extensión, es la más cara del mundo, porque el Gobierno pagó 1,5 millones de dólares por kilómetro, cuando en Europa y concretamente en Alemania el precio más bajo es 116.000 dólares, según el portal idealistanews. Al respecto, el Ministerio de Obras Públicas atribuyó los altos precios en la ejecución de carreteras a las condiciones geológicas de cada región, ya que no todas las zonas tienen las mismas características, y por ello se presenta la diferencia de costos.

EL DIARIO tomó contacto con la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) que eludió ayer explicaciones sobre las millonarias obras viales que se realizan en el país

Utilizando un empréstito de la Corporación Andina de Fomento (CAF), la obra representó para Bolivia la erogación de 312.5 millones de dólares que fueron pagados con fondos públicos, de acuerdo con la misma fuente.

“Estamos haciendo historia”. Esa fue la frase con la que el presidente Evo Morales inauguró la nueva carretera a que une La Paz con Oruro (Bolivia), el 2 de febrero de 2015, luego de dos años de construcción. Y a la luz de las cifras, Morales tenía toda la razón: la autopista de doble sentido, pues únicamente cuenta con 203 kilómetros de asfalto, ha costado la friolera de 312,5 millones de dólares (unos 275 millones de euros), pagados en el 80% con dinero público. De esta manera se convierte tristemente en la carretera más cara del mundo, señaló entonces un artículo firmado por Gorka Ramos, publicado en febrero de 2015.

DENUNCIA

La noticia de la vía La Paz Oruro cobró relevancia, luego de la denuncia efectuada por el senador de oposición Yerko Nuñez sobre la construcción de dos carreteras en el departamento de Beni, que según dijo “se caen a pedazos”. El parlamentario realizó recientemente una inspección a los tramos Rurrenabaque – Yucumo y Yucumo – Quiquibey, esta última construida por la empresa española Corsán Corviam, la cual abandonó el país en marzo del pasado año, dejando la obra inconclusa. Según el Gobierno ha cobrado las boletas de garantía de esta empresa.

Después de 14 meses, las dos carreteras presentan total deterioro, la capa asfáltica tiene huecos y están llenos de agua, por las intensas lluvias que se han registrado en las últimas semanas. Aunque los innumerables baches a lo largo de las carreteras son corregidos, estos vuelven a aparecer en otros tramos.

Sin embargo, esas dos vías no es el único caso, la empresa china Railway comenzó la construcción de la vía más larga del país y cuyo costo será de 579 millones de dólares, de los cuales habría cobrado más del 36 por ciento del costo, con un avance menor al 11 por ciento.

Nuñez envió una nota a la Administradora Boliviana de Carreteras ABC el 10 de julio pasado, pero hasta ayer su autoridad no le ha respondido sobre este extremo. Se trata de la vía Rurrenabaque – Riberalta, de más de 500 kilómetros. Su costo por kilómetro será de 1.158 dólares.

COSTO BENEFICIO

La inversión para la construcción de los dos tramos carreteros referidos por Nuñez, alcanzaría a $us 100 millones; sin embargo, el monto de dinero empleado en la ejecución de las vías no se refleja en la calidad de las mismas.

El congresista de oposición presentó una petición de informe al Ministerio de Obras Públicas y a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), para que se realicen una auditoría técnica y se convoque a las empresas que construyeron las carreteras que ahora “se caen a pedazos”. “Al Gobierno no le interesan obras de calidad…estas son obras vinculadas a la corrupción”, expresó el senador beniano.

CRÍTICAS

Los medios bolivianos han criticado el altísimo costo por kilómetro asfaltado en la nueva carretera –de 1,5 millones de dólares (1,35 millones de euros)– en comparación con el precio promedio que se paga en el resto de América Latina, que bordea entre los 600 mil a un millón de dólares.

Para poner la situación en contexto, se puede comparar el precio pagado por los bolivianos con los de otros países de la región. En México se paga 1,2 millones de dólares por kilómetro asfaltado (1 millón de euros), en Argentina un millón de dólares (882.000 euros) y en Perú 980.000 dólares (864.000 euros), explicó el portal idealistanews.

TRANSPARENCIA INTERNACIONAL

Según los datos de Transparencia Internacional, la percepción de la corrupción en Bolivia es elevada. Con una puntuación de 35 (donde 100 es transparencia y 0 corrupción) el país ocupa la posición 103, de las 175 naciones analizadas. Tampoco aprueba en transparencia presupuestaria (13 puntos sobre 100).

Sin embargo, el presidente Evo Morales justificó el desembolso y se mostró optimista con la recién estrenada obra: “Menos accidentes, menos muertos, menos combustible y menos tiempo de viaje”, comentó. De hecho, la efusividad del presidente fue tal que el día de la inauguración pronunció 9 discursos a lo largo de la vía, de algo más de 200 kilómetros.

Y vienen más. El mandatario prometió construir más carreteras del mismo tipo, para fortalecer las conexiones con Chile y Brasil. Pero pidió a los vecinos no dificultar las próximas obras. Al respecto, expuso que la autopista de La Paz a Oruro se ha estrenado con retraso, por la oposición popular y el boicot de “alcaldes que no dejan trabajar”.

FUENTE: EL DIARIO

Deja un comentario